Mantenimiento del 3 de abril

El 3 de abril de 2018 se presentó una parada repentina de la central hidroeléctrica Matucana, por consiguiente el caudal fue desviado hacia la quebrada prevista para estos fines, tal como se hace en estos casos en aras de restablecer el normal funcionamiento. Esta quebrada desemboca en el Río Rímac, por eso se pudo apreciar que la corriente de agua traía consigo lodo y sedimentos. Estos materiales no provienen de la central, sino del mismo cauce de la quebrada, por lo que no son contaminantes.