La Compañía cuenta con normas y códigos de conducta que obligan a todos sus miembros a comportarse de forma íntegra en sus relaciones con los grupos de interés: accionistas, empleados, proveedores, clientes, acreedores, y autoridades- con los que se vincula, constituyendo la base ética que da sentido a la responsabilidad social.

PDF (0.3MB)DESCARGAR

 

Con el fin de alcanzar el máximo nivel de satisfacción de sus grupos de interés, se estableció un buzón ético que permite a todos estos grupos comunicar las conductas irregulares o poco apropiadas relacionadas con la contabilidad, el control, la auditoría interna u otros aspectos.

El procedimiento establecido por la Compañía garantiza la confidencialidad, ya que es gestionado por una firma externa de larga y amplia trayectoria en este campo. Esta sociedad tramitará las quejas o comunicaciones hacia quien corresponda, garantizando con absoluta seguridad el anonimato.

No obstante, la utilización de este procedimiento obliga a recordar que la imputación de hechos, con conocimiento de su falsedad o con temerario desprecio hacia la verdad, puede derivar en responsabilidades penales o civiles en los términos contemplados en el ordenamiento vigente.