Nuevas luces en el vecindario

Publicado el sábado, 12 de noviembre de 2016

“La iluminación LED permite ahorrar energía, además ayuda a reducir emisiones de CO2, brindando más seguridad para los ciudadanos.”

Como Enel Distribución Perú hemos firmado un convenio con la Municipalidad de La Punta para que el distrito se convierta en el primero del Perú con alumbrado público LED. Para eso se han reemplazado 78 luminarias por unas que ahorran hasta un 30% el consumo de energía en comparación a las convencionales. Este es el primer paso para que Lima y el Callao tengan el mismo tipo de iluminación de las grandes ciudades del mundo.

Las lámparas LED, que tienen el doble de vida útil y un mínimo costo de mantenimiento,  emiten una potente luz blanca que ilumina las noches mejor que ningún otro sistema. La seguridad de las calles es un tema muy importante para los residentes de La Punta y por eso este tipo de iluminación de alta calidad es un aporte a la tranquilidad del vecindario y también de los visitantes que a diario llegan para pasear por su malecón y ahora pueden aprovechar también otros espacios públicos. El distrito se vuelve más atractivo porque una iluminación de calidad juega un papel importante para que crezca la vida en comunidad.

“Se ha dado el primer paso para que las calles de Lima cuenten con el tipo de iluminación de las grandes ciudades del mundo.”

La iluminación LED es una apuesta segura por la sostenibilidad, ya que consume una menor cantidad de energía, y también por la innovación puesto que esta tecnología se mantiene en pleno desarrollo para elevar el nivel de luminosidad, casi como si fuera de día.

A diferencia de las lámparas convencionales que tienen sodio, mercurio y otros elementos contaminantes, las lámparas LED no impactan de la misma forma en el  medio ambiente por tener basicamente componentes electrónicos que aprovechan la energía para producir luz en vez de calor.  Sin duda, a medida que pasen los años y la tecnología encuentre nuevos caminos, la iluminación LED tendrá mayor presencia en nuestras vidas.