Más luz, mejores seres humanos

Publicado el lunes, 19 de diciembre de 2016

“A diario nos llegan cartas de organizaciones de base de los diferentes distritos solicitándonos que iluminemos su losa deportiva. Nos enorgullece muchísimo poder ayudarlos. ”

– María del Rosario Arrisueño, Head of Sustainability de Enel Perú

Los deportes suelen ser la actividad preferida de los más pequeños. Al igual que el vóley, el fútbol también despierta pasiones entre los niños. La luz de las losas permite que disfruten de un ambiente agradable porque, al estar iluminadas, ellos pueden ensayar su jugada favorita con total seguridad y plena confianza de que, con la energía que nace de ellos y la que nosotros le otorgamos, lo lograrán. Así anhelamos que sea.

Iluminar una losa deportiva es más que fomentar el deporte. La integración de los vecinos que viven en los alrededores es otra de sus bondades, puesto que, a través de sus actividades culturales, se convierten en agentes activos del cambio. Los talleres de yoga y tai chi para personas de avanzada edad son algunos ejemplos. La energía eléctrica los acompaña en su deseo por cambiar sus estilos de vida, su salud.

Innovación que genera oportunidades

La apuesta por tecnologías más sostenibles es un motivo de orgullo para Enel porque forma parte de su compromiso global de lucha contra el cambio climático. De las 107 losas iluminadas, la losa número 106 tiene la característica de generar cero contaminación: es la primera losa deportiva con iluminación led a nivel nacional. La duración de sus focos es de aproximadamente 7 años, a diferencia de los 3 o 4 años de las convencionales. No demoran en encenderse, ni producen calor o gases contaminantes.

 

“Las losas deportivas iluminadas generan un nuevo ecosistema donde las personas salen a realizar diferentes deportes, pero no solo ello, la creatividad de los peruanos aflora y se forman distintos negocios alrededor.”

En todas las losas iluminadas, las oportunidades de negocio son puertas que conducen a beneficios económicos. Las losas concentran un importante número de asistentes y ahora incluso más por su potente iluminación. Esto propicia que las personas piensen en opciones para emprender negocios con miras a progresar.

En Enel queremos ser articuladores del desarrollo de las comunidades. La iluminación de las losas es una de nuestras iniciativas por mejorar el entorno en el que vivimos. Y vamos por más.